Comentario Libro “Independízate de Papa Estado”

Carlos Galán, en “Independízate de Papa estado” nos traza un plan para alcanzar nuestra independencia financiera y/o conseguir un buen colchón para nuestra jubilación, para que en nuestro retiro no tengamos que preocuparnos por la parte financiera.

Es un libro orientado de forma muy práctica, desde su experiencia de inversor “precoz” (empezó a dar sus primeros pasos en este mundillo con 15 años), nos cuenta en que se basa y como seguir la estrategia que él aplica para su cartera.

Carlos comienza contándonos como nace su afición al mundo financiero y la experiencia de las primeras compras de acciones, invirtiendo en alguna “empresa de moda”, sin una estrategia clara, buscando el corto plazo y el dinero “fácil y rápido”. Esto no suele ir bien, sino que suele acabar en ruina casi completa y fue lo que le sucedió a él. Sin embargo, sacó algunas conclusiones importantes para el futuro y no se desanimó.

Le sirvió para aprender y desarrollar las lineas básicas de su estrategia actual, que casi se puede resumir en tres puntos:

  1. Inversión diversificada en acciones.
    • Para esto suele utilizar una pequeña selección de fondos de bajas comisiones sobre índices mundiales.
    • A pesar del miedo de la gente a la bolsa, las acciones son el activo que mejor rentabilidad nos aporta a largo plazo, batiendo a los bonos, letras, oro, inmuebles, etc.
  2. Aportaciones periódicas y automáticas, sin tratar de adivinar que va a hacer el mercado en los próximos meses.
    • Si no es automático, la naturaleza humana y nuestra psicología nos hará tratar de “optimizar” las compras y adivinar las próximas caídas.
  3. Inversión a muy largo plazo, dejando actuar al interés compuesto hasta que necesitemos el dinero una vez que nos retiremos.
    • A largo plazo, las buenas compañías siguen creciendo y se incrementa su cotización (los índices contienen en su mayor parte buenas compañías, las peores suelen ir saliendo de ellos).
    • Este punto es fundamental, el largo plazo permite que el precio de los activos evolucione de acuerdo a los resultados y calidad de las empresas, las crisis y caídas temporales apenas son oscilaciones vistas en la evolución de largo plazo.

Es una estrategia sencilla, pero muy fiable a largo plazo. No es la que más me gusta, ni comparto totalmente algunas de las conclusiones que utiliza para justificar su elección, pero el que no quiera complicarse la vida lo más mínimo, tiene una alternativa que le va a dar muy buenos resultados.

No quiero dar más detalles de los imprescindibles (corro el riesgo de destripar totalmente el libro, y creo que ya he avanzado mucho), así que, al que esto le haya gustado, en su interior puede encontrar el detalle de los fondos que utiliza para la inversión (el ISIN para localizarlo, algo de información y su historial más reciente), alguna opción alternativa a los propuestos, los porcentajes de distribución entre ellos o incluso la variante que ha adoptado en los últimos tiempos.

Además, en los últimos puntos también nos orienta sobre algunas opciones que podemos seguir una vez que vayamos a llegar a la jubilación y tengamos que “usar” nuestra cartera para generar los ingresos.

El libro es muy interesante y práctico (creo que conocer otras opciones y tener la mente abierta siempre es positivo), cerrándose además con un pequeño capítulo de preguntas/respuestas sobre algunas de las dudas más habituales que te pueden surgir.

Dicho esto, no me resisto a finalizar dando mi opinión en un par de temas con los que no puedo estar totalmente de acuerdo (mi opinión es tan válida como la de cualquiera, aquí cada uno debe formarse la suya y actuar en consecuencia):

  1. Creo que no es imposible batir a los índices de forma consistente, la gestión activa funciona si se hace correctamente y la indexación no es la única opción válida.
    • SI huimos por definición de productos bancarios (los objetivos de estos gestores son otros) y nos centramos en buscar buenos productos independientes, podemos encontrar unos cuantos ejemplos de fondos que llevan años y años batiendo al mercado. Hay que seleccionar calidad, no vale cualquiera por supuesto, pero tampoco hay que conseguir el mejor para obtener buenos resultados.
    • La indexación está de moda, en los últimos años ha dado muy buenos resultados y se ha producido un flujo de capital de gestión activa a pasiva, pero contamos que estamos en un mercado alcista de largo plazo, lo que suele favorecerle. No es la primera vez que esto ocurre, este debate no es nuevo (aunque pueda parecerlo), podéis leer la carta trimestral (1T de 2017) de Azvalor donde se habla sobre esto.
    • No me parece mala idea usar una parte de fondos indexados en algunas circunstancias (alguien que no vaya a dedicarle un mínimo tiempo a la inversión o para mercados emergentes o poco conocidos), pero en mi caso la mayor parte de fondos la tendría en gestores como: Bestinver, Az Valor, Cobas, Magallanes, True Value, Metagestion, Berkshire . . .  .
  2. Lo he dicho ya unas cuantas veces, cuando me retire, las rentas que cubran mis gastos las quiero de una cartera que las genere sin vender, que no me preocupe de si viene una crisis en los primeros años y las cotizaciones bajan, de tener que ir vendiendo para vivir en esas condiciones, quiero dormir a pierna suelta:
    • Para esto, una cartera de acciones que generen dividendo creo que es lo que mejor encaja con diferencia. No es óptima desde el punto de vista fiscal, pero me compensa la tranquilidad que tengo.
    • Si está bien hecha, a pesar de las crisis, nuestros ingresos deben ser estables, incluso crecientes, no nos debe asustar este hecho que antes o después va a llegar.
    • No es fácil hacer esta cartera en unos pocos años al final del proceso, hacen falta años de paciencia y esperar a que las empresas que mejor encajan coticen a precios atractivos.

/*Añadido para comentarios*/

9 thoughts on “Comentario Libro “Independízate de Papa Estado””

    1. Es cierto que el caso de Telefónica es de los más sangrantes. No obstante, desde el año
      2000 ha dado casi 10 euros brutos en efectivo, 1,58 euros brutos en scrip
      dividend y 9 acciones por cada 50 (que a su vez han proporcionado nuevos
      dividendos si no se vendieron los derechos).

    2. Hace poco hice un estudio sobre Teléfonica. En la simulación, desde el año 2000 hasta el año 2017 hice los siguientes supuestos:
      – Realizaba compras cada seis meses desde el año 2000, el primer día de Enero y el primero de Julio.
      – Los dividendos y los script los cobro en efectivo y en las ampliaciones cojo acciones.
      – Empecé comprando en 2000 a 20 € y en Julio de este año a 9.
      – Tengo en cuenta siempre una retención sobre los dividendos del 19%, no es exacta pero para la simulación sirve.

      La conclusión es que, habría invertido una cantidad total de 10.331,04 € y tendría 1.433 acciones a un precio medio de… 6,96 €!!!

      Es decir, aún empezando a comprar en la época en la que la cotización estaba en máximos, ahora mismo ganaría un 24%. En 17 años no es gran cosa, pero se sigue ganando a LP. Además, fíjate que ahora está en un momento malo y que, lo más lógico es que la cosa vaya mejor en el futuro. Si miramos que el precio medio de mis compras ha sido de 13,731 € por acción, imaginando que la acción cotice en un futuro en esos números (que no es nada descabellado), la ganancia ya sería de un 90%!!!
      Así que esa reflexión se podría hacer. Si la empresa es apta para el LP, aunque pase por malos momentos, casi seguro que es rentable.

    3. Hola Ramón,

      Pues hay varias reflexiones que se deben hacer, algunas ya te las han apuntado.

      La primera, no se puede invertir todo en un sólo valor, hasta los mejores se equivocan, imagínate nosotros que no somos profesionales, la diversificación es importantísima.

      La segunda, hay que tener un sistema para invertir y no salir escaldado (en la bolsa el dinero no se regala, más bien se despluma al incauto que llega y se cree más listo que nadie, que va a dar el pelotazo en dos días). Busca el sistema que más te guste o mejor se te adapte, puedes analizar las empresas y buscar aquellas con un valor mayor que su cotización, hacer pequeñas compras de indices de forma periódica, hacer compras en caídas importantes, etc. pero no se puede comprar cualquier cosa a cualquier precio y más lo que ha subido una barbaridad sin que los resultados vayan en consonancia.

      Si compras Telefónica en los máximos de 2000, compras una empresa de Telecomunicaciones en el éxtasis de la burbuja “.com”, una empresa que se había multiplicado por 2,3 en 6 meses (había subido un 130% en 6 meses), ¿ganaba el doble que 6 meses antes?. Los buenos gestores evitaron estas compras, Paramés comenta en su libro las presiones que tenía de mucha gente porque se “estaban perdiendo la fiesta”, pero se mantuvo al margen.

      Por otra parte, como ya te han comentado, la diferencia de cotización no es la que comentas, ya que durante este tiempo se han repartido una gran cantidad de dividendos, realmente el máximo de Marzo de 2000 descontando dividendos está en 13,4€ (sin este ajuste en Marzo llegó a 29,46€, luego mira la cantidad de dividendos repartidos por el camino, unos 16€), luego comprando en el peor momento estarías perdiendo sobre el 32%.

      Por último, me cuesta defender a Telefónica porque llevo un tiempo bastante crítico con ella, lo fui hace tiempo, volví a darle una oportunidad en 2015 y me volvió a decepcionar, por lo que para mi no es una empresa apta para el largo plazo hasta que no me demuestre lo contrario:

      – Sector muy competitivo y de bajos márgenes. Las empresas de telecos son las que hacen las inversiones y otras las que de verdad hacen negocio con internet.
      – La gestión de Alierta en Telefónica fue desastrosa, desastrosa. Compras para crecer sin mucho sentido y a cualquier precio, lo que ha llevado a una deuda elevada y tener que vender luego muy por debajo de las compras. Era un dinosaurio en un mundo tecnológico . . . espero que le vaya mucho mejor con Pallete, pero lo veremos.

      Dicho esto, creo que TEF vale sobre 12€-13€ con poco que mejore un poco España (sube precios por primera vez en tiempo) y que Brasil siga recuperando de la grave crisis que pasó hace un par de años (sigue creciendo en lineas a buen ritmo en Brasil, también subida de precios, etc.). Estos son de verdad los grandes mercados de TEF, es lo que ha hecho que algunos value hayan entrado pensando en vender 2-3€ por encima, no es un gran negocio, pero a estos precios está muy barato (como ves, todo depende del precio que pagues).

      Un saludo

  1. Yo personalmente he escogido la compra de acciones con dividendos frente a los fondos (de gestión activa o pasiva que ese es otro tema) o incluso las acciones de crecimiento sin dividendos.
    El motivo es que en el momento en que empiece a hacer uso de la inversión lo que necesitaré es un ingreso periódico de manera que con un fondo tendría que ir vendiendo una parte todos los meses y veo más cómodo los dividendos.
    No obstante hay un punto en el que creo que un fondo puede ser mejor que las acciones. A largo plazo las cosas pueden cambiar mucho y las empresas pueden desaparecer y aparecer de manera que tienes que ser tu el que estés atento a esos cambios, y si no lo detectas a tiempo puedes perder mucho dinero. A mi me ha pasado. En el caso de un fondo indexado, por ejemplo, estas correcciones son automáticas.
    Sería interesante ver la composición del IBEX 35 por ejemplo de hace 40 años y el de ahora.
    Un saludo y enhorabuena por tus interesantes artículos.

    1. Hola Antonio,

      Por eso acepto como válida la inversión en índices para aquellos que no quieran preocuparse de hacer absolutamente nada, las malas empresas van perdiendo peso en ellos y si la cosa va a más, salen de ellos. Si inviertes en empresas debes dedicar un mínimo de tiempo en seguirlas, si no tienes un riesgo de que alguna se te extravíe.

      No puedes ver la composición del Ibex hace 40 años porque nació en el 92, hace 25 años, en las grandes no ha cambiado tanto (las más pequeñas si que han cambiado). Por curiosidad, estas fueron las 10 mayores empresas “fundadoras”: Telefónica, Repsol, Endesa, Banco Central Hispano, BBV, Iberdrola, Santander, Popular, Banesto y Banco Exterior.

      Algunas compras y fusiones entre bancos . . . también estaban otras como Cepsa, Unión Fenosa, Catalana de Gas, Sevillana de Electricidad, Fecsa o Hidroeléctrica del Cantábrico que tampoco han “desaparecido” sino que han sido compradas por otras de su sector, (lo que suele ser muy provechoso para el accionista).

      Un saludo

  2. Buenos dias,

    Tambien me lei este verano el ameno libro de Carlos, siempre es bueno leer a los que piensan diferente. En mi caso, la diversificación es fundamental, y no me molesta mezclar estrategias: Me explico

    Empece con mi tipica cartera de valores ibex por divis, como casi todos, despues algo de USA, GB y algun valor europeo. Al mismo tiempo abri posiciones en AZ Valor Int, y Bestinver Int, para tener algo de Value. Mas tarde reserve un 5% de mi cartera para a lo largo del año hacer un poco de mete-saca siempre en valores que no me importaria tener para siempre (pura diversion). Y en estos momentos estoy mirando el tema de los fondos indexados en concreto los de Vanguard a traves de BNP.

    Voy abriendo posiciones hasta que llego al valor que me he marcado, y despues paso a otra cosa. No me importaria tener 2/3 fondos indexados con el 10/15% de mi cartera, como tampoco añadir otro fondo value para llegar a ese 15%

    De esta forma no voy a ganar al mercado todos los años pero creo que tengo una cartera mas estable. El año pasado les saque un 10,81% a IBEX (sin dividendos) y este año le llevo un 2,41% (rentabilidades pasadas, no aseguran futuras, lo se). En este momento cuando sube el IBEX mi cartera sube menos pero cuando baja tambien es mas estable

    Al final es tener un plan, cumplirlo y sentirse comodo

    Perdon por el toston 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *