Comentario Libro “The Outsiders”

El libro sobre el que voy a hablar en este artículo no es un libro sobre dividendos, ni específicamente de bolsa, ni propiamente de economía, más bien es divulgativo, con cierto contenido sobre economía y bolsa, pero nada técnico y bastante fácil de leer.

Es un libro que nos cuenta la historia, centrándose en la parte más económica, de ocho CEOs (Chief Executive Office o Directores Generales podría ser la equivalencia) y como llevaron a sus compañías a producir enormes retornos para sus accionistas durante los periodos en los que estuvieron al mando de las empresas (durante bastantes años).
En principio parecen todas historias muy diferentes, pero según se entra en detalles se va viendo como hay ciertos patrones que se repiten: Llegaron a la posición de CEO bastante jóvenes, crearon estructuras bastante descentralizadas en sus compañías (dando mucha autonomía a los responsables locales), redujeron la cantidad de directivos y la estructura central de las empresas, y sobre todo utilizaron de forma muy eficiente el capital haciendo las adquisiciones a múltiplos bajos y de compañías relacionadas normalmente con el sector y recomprando acciones de forma masiva cuando no se veían oportunidades en el mercado.

En resumen y de forma muy resumida: se centraron fundamentalmente en crear valor para el accionista, en reducir los gastos que no aportaban valor y utilizar de forma muy inteligente los recursos de los que disponían.
  • Tom Murphy en Capital Cities Broadcasting
    • Empezó sin ninguna experiencia en el sector con una pequeña emisora y llegó a crear uno de los grandes grupos de medios audiovisuales y prensa escrita de los USA, hasta que lo vendió a Disney antes de retirarse.
  • Henry Singleton en Teledyn
    • En la época de los grandes grupos empresariales que aglutinaban empresas de todos los tipos y colores, Singleton creó uno de los mayores grupos: Teledyne, pero comprando siempre compañías con negocios en alza, con valores de PER muy bajos, aprovechando los picos de su cotización para comprar empresas con acciones propias o recomprando acciones propias en momentos de bajadas y siguiendo siempre un esquema de dirección muy descentralizado y dando mucha libertad y poder a los managers locales.
  • Bill Anders en General Dynamics
    • En un momento complicado para las empresas del sector de la defensa, con la caída del muro de Berlin y el enemigo comunista, empieza el desarme y una reducción de gastos militares por parte del gobierno americano que llevó a muchas de estas compañías a desaparecer. Bill Anders coge las riendas de una compañía casi en bancarrota y la sanea reduciendo su tamaño y quedándose con las divisiones más rentables.
  • John Malone en TCI
    • Aprovechando los años dorados de un negocio muy previsible en ingresos, la televisión por cable, Malone, en sus 25 años al frente, llevó a esta compañía a obtener un rendimiento del 30% anualizado antes de venderla a AT&T.
  • Katherin Graham en el Washington Post
    • Como una madre de cuatro hijos recoge la dirección del W. Post tras el suicidio de su marido y hace frente a una de las épocas más importantes: su salida a bolsa, la entrada de Buffet en el accionariado (fue un gran apoyo para ella), huelgas masivas, las presiones por desvelar varios escándalos (Watergate, los papeles del pentágono, etc.). Tras su retirada en el 93 dejó un legado a sus accionistas de un 22% de media anual de revalorización desde su salida a bolsa en el 71.
  • Bill Stirlitz en Ralston Purina
    • Stirlitz llega a CEO de la compañía después de 17 años en la compañía y revoluciona su estructura. A finales de los 80, Ralston Purina incluía desde la tradicional comida empaquetada para mascotas hasta un equipo de hockey. Como algún otro CEO que ya hemos mencionado, comienza a desinvertir en las compañías menos rentables y utiliza ese cash, junto con deuda, para hacer inversiones en otras empresas en las que pueda obtener un mejor retorno. Con el tiempo, vio que fiscalmente era mejor hacer spin-offs que ventas y utilizó ese concepto hasta que finalmente el “núcleo” del grupo fue comprado por Netsle.
  • Dick Smith en General Cinema
    • Dick Smith recogió la compañía tras la muerte de su padre, una pequeña empresa de cines y teatros y se lanzó a su expansión buscando nuevas ubicaciones como centros comerciales (donde fue un pionero). Más tarde, buscando nuevas oportunidades, compró ABC la mayor embotelladora de PEPSI en USA y por último empezó a comprar cadenas de TV y radios para completar su grupo.
  • Warren Buffet en Berkshire Hathaway
    • Este es bastante más conocido por los inversores. Discípulo de B. Graham empezó invirtiendo el capital conseguido de unos cuantos familiares y conocidos hasta llegar a lo que es Berkshire Hathaway hoy en día.
Aunque parezca sencillo, muchos de ellos siguieron estrategias contracorriente de lo que se estilaba en la época. Después de leer el libro puedes ver como el pensar “out of the box”, el no seguir a la masa sino lo que la razón dicta que es más eficiente, en muchas ocasiones lleva a obtener grandes resultados (cuidado, siempre que lo que haya detrás tenga cierta lógica, la diferencia entre le “genio” y el “loco” a veces es muy pequeña).
Creo que es un libro muy entretenido y fácil de leer. Recomendable a los que quieran echarle un ojo a algo relajado y diferente durante estas vacaciones Navideñas.
/*Añadido para comentarios*/

5 thoughts on “Comentario Libro “The Outsiders””

  1. Me encanta el concepto Out of the Box, para no dejarte influenciar por lo que piensan los demás y seguir tu propio camino, a veces es difícil, pero nadie mejor que tu para saber que es lo que realmente te conviene.
    Lo tendré en cuenta para leer…
    Un abrazo.

  2. Hola, IeD,

    Al final en lo sencillo está la solución:
    * Delegarban en los que saben (los responsables de cada área).
    * Redujeron los gastos de infraestructura, para dedicarse al negocio.
    * Compraron barato.
    * Si no sabían que hacer con el dinero, recompraban acciones de su empresa para mejorar los ratios.

    Las soluciones “de sentido común” suelen ser las mejores, pero no siempre somos capaces de verlas.

    Gracias por el comentario del libro. Me lo apunto para leerlo, en cuanto acabe Leones contra Gacelas, que está resultando durillo..

    Un saludo,
    CZD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *