El viaje es la recompensa

Ama la vida. Vívela con pasión. Lucha por tu sueño. Te podrás caer, pero levántate con más impulso. La vida es lo más hermoso que tienes“. Así empieza el libro de Franciso Luzón “El viaje es la recompensa”, un gran titular de lo que puedes encontrar en su interior.

Esta vez no traigo al blog una reseña de un libro de inversiones, ni de economía, ni de bolsa, es un libro sobre la vida, sobre como afrontar la vida y lo que nos depare, sin dejar de disfrutar del camino, por que no sabemos ni cómo de largo va a ser este, ni cuantas curvas vamos a encontrarnos hasta llegar al destino.

La historia de Francisco Luzón es la de un hombre de éxito, hecho a si mismo y como él mismo dice, “heredero de la cultura del esfuerzo y la disciplina” (un gran ejemplo a la juventud, ahora que estos valores parecen trasnochados). Nacido en una humilde familia de emigrantes, que decide ir hacia el País Vasco desde su pueblo natal (Cañavate, Cuenca), que pasaba penurias para llegar a final de mes, hasta llegar a ser uno de los hombres más importantes del sistema financiero español: fundador y presidente de Argentaria, Vicepresidente del Banco Santander responsable de Latinoamérica, como alguno de los cargos más relevantes.

Pero la enfermedad no distingue ni de clases, ni de cargos, al poco de retirarse comienza a sentir los primeros síntomas de una enfermedad “rara”, la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y una lucha por detener una degeneración que avanza sin compasión. Muchos en su lugar se hundirían, se esconderían, pero él ha decidido luchar, dar a conocer esta enfermedad y disfrutar de la vida todo lo que pueda.

Actualmente ya no puede hablar, se comunica a través de una aplicación de móvil que lee lo que escribe en el teclado, pero tiene el valor y las fuerzas para asistir a una entrevista en una radio para hablar sobre el libro, sobre su enfermedad y como afronta su camino en estas circunstancias. Me atrapó al momento y en cuanto llegué a casa me descargue el libro en el Kindle para leerlo.

Os podéis imaginar que este libro es muy personal, no es un libro alegre, pero si muy optimista y cargado de energía. Y de dignidad, pero dignidad bien entendida, aquella que le lleva a tratar de exprimir la vida todo lo posible, a dar las gracias por poder disfrutar de cada nuevo día, a sentirse útil para otras personas en una sociedad que tiende a despreciar el don de la vida si no es en unas condiciones “ideales”.

Para mi, todo un ejemplo, y el libro uno de los más interesantes que he leído en los últimos meses. Si queréis algo que os haga pensar un poquito, este es absolutamente recomendable (y te lo puedes leer en dos o tres tardes, es bastante ligero).

/*Añadido para comentarios*/

12 thoughts on “El viaje es la recompensa”

  1. Hola IeD,

    No conocía la historia de este hombre, me sonaba el nombre pero no lo situaba ni le ponía cara. Muchas gracias por descubrirnos estas joyas y que razón tiene, no podemos desperdiciar la vida pensando únicamente en un objetivo, hay que disfrutar también del camino

    Un saludo

  2. Bunas tardes:

    En verdad no quiero, ni deseo mal para nadie, pero seguro, segurísimo que si los dirigentes tanto políticos como económicos tuvieran una experiencia tan dramática con las muchas de las enfermedades que nos aquejan, seguramente serian más honestos con su acciones.

    Saludos.

    1. Hola Jesús,

      En general todos, no sólo los poderosos (a estos se les nota más porque viven en otra realidad, mucho más alejado de lo cotidiano), cambian su actitud en la vida tras una experiencia como esta, se valoran otras cosas y se conocen de verdad las cosas por las que merece la pena sufrir. .

      Un saludo

    1. Hola Rubén,

      ¡¡¡Que va!!!, en el comentario me he centrado quizás en ese aspecto, pero en el libro, entre las reflexiones de como actuar con lo que le ha tocado vivir, cuenta sus experiencias personales de forma bastante directa y sin cortarse. Era un hombre que se codeaba con la alta sociedad española desde finales de lo 80 hasta ahora, Argentaria era el principal grupo bancario de España, como presidente era invitado a las recepciones de la Casa Real por ejemplo.

      Para los que le intrigue conocer como se mueven las cosas en esas esferas de poder, cuenta como conoce y sus relaciones con gente como Boyer, Rato, Aznar, Juan Carlos I, Amancio Ortega, Botín, Francisco Gonzalez, Ana Botín, la familia Fluxá, etc. como le trataron muchos cuando tenía un cargo y como se olvidaron la mayoría cuando se alejó de primera linea, puñaladas varias para mantenerse en los puestos de consejero de varias empresas, etc.

      En ese sentido es bastante directo, no se corta un pelo (en su posición puede decir las cosas muy claras), pero creo que este libro aporta más en otros aspectos.

      Un saludo

    1. Hola Cutus,

      Argentaria fue la unión de muchos desastres que tenía el estado, Luzón fue el primer presidente y el que puso un poco de orden, una estructura adecuada, etc. fue como el Goirigolzarri de Bankia.

      Un saludo

  3. Si es cierto, luchar por nuestros sueños es lo que todos queremos y eso es algo que esta dentro de nosotros, ese libro “El viaje es la recompensa”, sin duda será mejor que una sesión con el psicólogo, porque este libro tiene de seguro las experiencias vividas en referencia.

    Tengo que tener este libro.

  4. Muchas gracias por la recomendación IeD. Me encantan las biografías y ésta parece ser una de esas lecturas que me empujan a disfrutar más aún del camino, de la vida.
    Un fuerte abrazo

    1. Hola Ángel,

      Si te gustan las biografías, este libro te va a gustar, es bastante interesante desde ese punto de vista, combina anécdotas e historias con la parte más personal.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *