Fiscalidad Dividendos. Parte I España

Vamos a aprovechar que estamos todavía en la época de cumplir con nuestra obligación con hacienda para repasar un tema que, al menos en su versión española, debería ser conocido por todos.

Por partes, todo cobro de dividendos en España está sujeto a una retención en origen del 21% por parte del broker donde tengamos las acciones, luego en cualquier caso recibiremos en nuestra cuenta el 79% del pago bruto.
Sin embargo, la tributación de los dividendos en el sistema fiscal español es algo un poco más complicado, pero poco. Se integran dentro de la base imponible del ahorro (como los depósitos):
  • Según el articulo 7 y) de la ley del impuesto del IRPF se consideran exentas las rentas procedentes de pagos de dividendos o primas por asistencias a juntas de accionistas hasta un máximo de 1.500€ brutos.
    • No entran dentro de esta exención los dividendos o beneficios de las instituciones de inversión colectiva (IIC). Esto aplica a los fondos, Sicavs o ETFs que repartan dividendos, es decir no podemos beneficiarnos de esta exención si el dividendo viene de una de estas instituciones.
    • Tampoco es aplicable esta exención a los dividendos provenientes de las SOCIMI
    • Para que sea aplicable es necesario que se hayan comprado la acciones 2 meses antes del reparto o se mantengan 2 meses después (no es aplicable si se compra poco antes y se vende poco después). En el caso de acciones no negociadas en mercados, el plazo es de un año.
  • Existen varios tramos de tributación en función de la cantidad total de dividendos que se hayan cobrado al cabo del año
    • Hasta 6.000€ se tributa al 21%
    • Entre 6.001€ y 24.000€ se tributa al 25%
    • Desde 24.001€ se tributa al 27%

Esta escala de gravamen se modificó hace unos años con alguno de los paquetes de subida de impuestos, antiguamente se tributaba todo a un tipo del 18%, que luego se subió al 21% y por último se remató incluyendo los nuevos tramos para rentas superiores. Teóricamente esta medida era temporal, luego al igual que la subida de las retenciones en el IRPF se debería volver al punto inicial en algún momento, pero ahora mismo, con la reforma fiscal todo puede suceder . . . . entre una de las propuestas de la comisión de “sabios” se incluía la posibilidad de eliminar la exención sobre los 1.500€ por considerarla injustificada (como si el que este dinero ya hubiera pagado impuestos por parte de la empresa no fuera suficiente).

Por último, es posible deducirse los gastos de administración y depósito de las acciones de las que procedan dichos dividendos, pero NO de los gastos y comisiones que la entidad depositaría (broker) cobre por realizar cualquier gestión discrecional con ellas.

Como os podéis estar imaginando, en la declaración de la renta ajustamos cuentas (liquidamos) con hacienda entre lo que nos han retenido y lo que deberíamos haber tributado por ellos.

Vamos a ver algún ejemplo

Ejemplo 1. 
Acciones de TEF compradas el 1/01 cobran dividendo de 1.000€ el 15/01 y se venden el 01/02.

  • Dividendo Bruto = 1.000€
  • Retención (21%) = 210€
  • Dividendo Neto = 790€
  • Tributación
    • Exención 0€ (no se han cumplido los 2 meses necesarios ni antes del reparto ni después de este)
    • 1.000€ < 6.000€, luego está incluido completamente en el primer tramo, todo al 21% = 210€
    • Total 210€
    • En el IRPF no habría ni devolución ni pago extra por este concepto

Ejemplo 2. 
Acciones de TEF compradas el 1/01 cobran dividendo de 15.000€ el 15/01 y se venden el 01/06.

  • Dividendo Bruto = 15.000€
  • Retención (21%) = 3.150€
  • Dividendo Neto = 11.850€
  • Tributación
    • Exención sobre los primeros 1.500€ aplicable
    • Importe sometido al impuesto 15.000€-1.500€= 13.500€
    •  x < 6.000€ al 21% luego 6.000€x0,21= 1.260€
    • 6.001< x < 24.000€ al 25% luego (13.500-6.000) 7.500€x0,25= 1.875€
    • Total 3.135€
    • En el IRPF 3.135€-3150€= -15€, es decir nos devuelven 15€
Ejemplo 3. 
Acciones de TEF compradas el 1/01 cobran dividendo de 15.000€ el 15/01 y se venden el 01/06. Nos han cobrado 250€ de gastos de custodia
  • Dividendo Bruto = 15.000€
  • Retención (21%) = 3.150€
  • Dividendo Neto = 11.850€
  • Tributación
    • Exención sobre los primeros 1.500€ aplicable
    • Gastos de custodia 250€
    • Importe sometido al impuesto 15.000€-1.500€-250€= 13.250€
    •  x < 6.000€ al 21% luego 6.000€x0,21= 1.260€
    • 6.001< x < 24.000€ al 25% luego (13.250-6.000) 7.250€x0,25= 1.812,5€
    • Total 3.072,5€
    • En el IRPF 3.072,5€-3150€= -77,5€, es decir nos devuelven 77,5€

Por último, vamos a ver como incluimos estos datos en el programa PADRE.

Los datos sobre dividendos se incluyen en la casilla 23 del programa. Pinchando sobre esa casilla se abre un desplegable donde tenemos que introducir los datos.
Yo recopilo la cantidad total de ingresos por dividendo que tienen derecho a la exención, la retención total correspondiente y los gastos asociados. Por otra parte recopilo la cantidad total de ingresos sin derecho a la exención, la retención total y los gastos correspondientes.
En este desplegable, incluimos los datos correspondientes a los dividendos CON derecho a retención y le asociamos el tipo de rendimiento “1” (como en la imagen).
Si tuviéramos también dividendos SIN derecho a exención, pulsamos en “Alta Capital mobiliario” para crear una nueva entrada e incluimos los datos correspondientes a los dividendos SIN derecho a exención asociando el Tipo de rendimiento “2” (queda en una segunda linea).
Ya tenemos introducidos los datos correspondientes a los dividendos de empresas residentes en España.