Fiscalidad Dividendos. Parte II Valores extranjeros

Retención en Origen

Para la tributación de dividendos de sociedades no residentes en España (empresas extranjeras), hay que tener en cuenta que además de la retención española, normalmente se realizará antes una retención en origen.

Esta retención en origen depende mucho del país en cuestión y de si existe algún acuerdo entre ese país y España para evitar la doble imposición. En este caso, suele haber un “trámite” que permite reducir significativamente la retención en origen. También depende en ocasiones del tipo de empresa, ya que hay algunas que tienen fiscalidades especiales y no le aplican las reglas generales.Por tanto habría que hacer una primera revisión por países objetivos y luego una comprobación de las empresas en las que estemos interesados en detalle (sería parte del análisis de la empresa)

Análisis por Países

  • USA, se puede reducir la retención tramitando el W-8BEN y remitirlo a las autoridades fiscales de aquel país.
    • Para no residentes se reduce la retención del 30% al 15% en la mayoría de acciones (a los residentes se les queda en el 0%).
  • Alemania, se puede reducir la retención tramitando un documento llamado “DBA-SPANIEN/Kapitalertrage”, que se puede conseguir en una oficina de la agencia tributaria (en la practica no está en todas, pero valen fotocopias).
    • En este caso también se reduce la retención al 15% desde el 26,375%
    • Con el documento relleno, hay que pasar por la hacienda española para que te sellen la certificación de residencia en España (hay que rellenar un modelo 01 de “Solicitud de certificados” y llevar una fotocopia del DNI) y finalmente enviarlo a una dirección alemana (está en el documento) junto con el justificante de retención y una fotocopia de DNI.
  • Francia, el convenio no especifica un procedimiento para solicitar la reducción, se debe seguir la normativa francesa y enviar el “Formulario 5000” a la entidad que realizó la retención.
    • Se puede conseguir una reducción en la retención del 25% al 15%
    • En la práctica es practicamente imposible conseguir la reducción ya que piden una certificación del intermediario francés que no es fácil obtener. Es preferible evitar Francia o contar con una retención del 25%
  • Bélgica, se debe rellenar el formulario “276-Div. Aut.” que en teoría se puede encontrar en las oficinas de la agencia tributaria (no es tan sencillo que lo tengan como ya estaréis pensando). Parece que son dos copias del formulario, uno para la agencia tributaria y otra copia para la belga.
    • Se puede conseguir una reducción en la retención del 25% al 15%
  • Portugal, en este caso debemos conseguir el formulario “22-RFI” (en internet es sencillo, os pongo link) rellenarlo y llevarlo a la agencia tributaria (tres copias) junto con el modelo español 01 “Solicitud de certificados” y una fotocopia del DNI .
    • La copia para la portuguesa hay mandarla por correo junto con la documentación que justifique la retención sufrida.
    • Se puede conseguir una reducción en la retención del 28% al 13%
    • Una parte del documento pide una certificación del intermediario portugués, muy complicado de conseguir o costoso, lo que complica o al menos introduce incertidumbre sobre el éxito del proceso.
  • Italia, al igual que en el caso de Francia, el convenio no especifica un procedimiento para solicitar la reducción, por lo que tenemos que ir al procedimiento general italiano. En este caso, los italianos no tienen un formulario específico sino que hay que presentar un escrito junto con los justificantes de las retenciones sufridas y un certificado de residencia en España a la hacienda de Italia.
    • Se puede conseguir una reducción en la retención del 20% al 15%
  • Suiza, en el caso de este país, hay que conseguir el “formulario 90” en una delegación de la agencia tributaria, aunque al igual que en otras ocasiones puede que no sea fácil. Son 4 copias, dos para Suiza, una para España y otra para el interesado.
    • Se puede conseguir una reducción del 35% al 15% en la retención.
    • También se oyen comentarios sobre la dificultad de conseguir esta reducción en la práctica.
  • Holanda. No tengo información detallada pero también existe un acuerdo para la reducción de las retenciones hasta el 15%.

Parece difícil, misión complicada para un particular . . .  pero depende mucho del país. En USA es más fácil de lo que se puede pensar ya que la mayoría de los brokers tramitan el formulario de manera automática a sus clientes, no tienes ni que pedirlo y disfrutas de la retención reducida, y es algo inmediato, no hay problemas como en otros sitios.

De cualquier forma, Internet es una fuente de información y ayuda que siempre puede echarnos una mano (en ocasiones, depende con quien demos en la agencia tributaria, puede que sus conocimientos del tema no sean profundos) y sobre todo compartir experiencias sobre la posibilidad real o no de conseguirlo en la práctica (la teoría es muy bonita, pero si después de ir con papeles de aquí para allá no se consigue . . . ).

Como podéis imaginar, normalmente, recomendaría a cualquier inversor que tomara USA como el primer país fuera de España donde operar. En este caso el trámite es casi automático y sencillo, se puede ir perdiendo el miedo y aprendiendo con mayor detalle como funcionan estas cosas.

En cualquier caso, lo mejor es informarse en detalle de los requisitos y condiciones del país que estemos pensando invertir y consultarlo con nuestro broker (el será el primer interesado en cobrar las comisiones y por tanto facilitarte en la medida de sus posibilidades este paso).

Por cierto, creo que la OCU tiene cierta experiencia en estos procedimientos, si alguno es socio también puede recabar información allí.

Comprobación por empresas

Este punto es más una pequeña comprobación aconsejable a añadir dentro del análisis de la compañía en la que estamos interesados, ya que hay excepciones y cuestiones prácticas a tener en cuenta (buenas y malas):

  • Por ejemplo, en USA existen las empresas denominadas 80/20, que son aquellas que obtienen la mayor parte de sus beneficios fuera del país y que tienen una retención muy reducida (para no residentes creo recordar que hablamos del 15% o 30% (según se haya tramitado el W-8BEN o no) del únicamente 2% que está sujeto a tributación, es decir un total de 0,6% o 0,3% del dividendo total).
  • Un ejemplo de este caso es Philip Morris (podéis ver en el FAQ de su web la aclaración sobre las empresas 80/20)

Una forma sencilla de hacerlo es comprobar en el área de inversores de la web de la empresa en cuestión si hay alguna mención especial a las retenciones de los dividendos (si no la hay es que sigue la norma general del país).

Recuperación de la doble retención

Una vez que sabemos cuanto nos van a retener y las formas de reducirlo, hay que tener en cuenta como podemos recuperar esta parte retenida. Esto suele hacerse en la declaración de la renta.

La ley dice que el dividendo haya soportado retención previa en el país de origen de la renta, se podrá aplicar en la declaración del IRPF la deducción en la cuota con las siguientes limitaciones (hasta el menor de los siguientes valores):

  • El importe satisfecho en el extranjero sobre rendimientos o ganancias patrimoniales por razón de un impuesto de naturaleza análoga al IPRF o al IRNR.
  • El resultado de aplicar el tipo medio efectivo de gravamen (con dos decimales) a la parte de base liquidable gravada en el extranjero. Se calcula de la siguiente forma:
    • Deducción = (Cuota líquida x Base liquidable gravada extranjero) / Base liquidable total

Vamos, que como mucho nos podremos deducir lo que nos han retenido en el extranjero, pero con una limitación importante a los principiantes o quien tenga rentas pequeñas de dividendos:

La segunda condición va a ser limitante en el caso de que nuestras rentas de dividendos sean pequeñas, la parte exenta (los primeros 1.500€) sean una parte proporcional importante y no tengamos otras rentas importantes del ahorro, ya que nuestra cuota líquida del ahorro va a ser muy pequeña . De hecho, en el caso de que no hayamos superado los 1500€ de dividendos, la cuota líquida es cero (está todo exento) y no recuperaremos nada.

Conforme nuestros ingresos de dividendos (u otras rentas del ahorro) vayan creciendo, esto deja de ser un problema y se llega a recuperar totalmente este 15% retenido habitualmente en el extranjero.

Como no es sencillo calcular esta segunda parte, una forma simple de ver lo que recuperamos de la retención en origen es dejar esta parte para el final de la declaración (como hemos hablado influyen otras partes y cada caso será diferente) y comprobar el resultado antes y después de introducir los datos de doble imposición internacional.

Introducción datos en programa PADRE. Ejemplo

Por último, vamos a ver como metemos todo esto en el programa PADRE.

Y lo mejor es hacerlo con un ejemplo de una persona que haya cobrado 5.000€ en dividendos, 4.000€ españoles y 1.000 extranjeros (USA, con el W8-BEN presentado y por tanto con un 15% de retención en origen)

Dividendos España Bruto = 4.000€
Retención (21%) = 840€
Dividendos España Neto = 3.160€

Dividendos USA Bruto = 1.000€
Retención origen (15%) = 150€
Retención destino (21% del neto que llega a España) = (1000-150) x 21% = 178,5€
Dividendos USA neto = 1000-150-178,5 = 671,5€

Resumen
Total Dividendo Bruto = 5.000€
Total Retención Destino = 840+178,5 = 1018,5€
Total Retención Origen = 150€

Vamos primero a la parte de dividendos “normales”, tributación en España, que como vimos está en la casilla 23 (Fiscalidad Dividendos I. España). Allí tenemos que meter el valor del dividendo bruto y lo retenido en España:- Se incluye el valor total del dividendo bruto obtenido es decir 5.000€ (total bruto en origen)
– Se incluye el valor de las retenciones realizadas en destino (España) 1018,5€
– También gastos de depósito, que ahora no hemos considerado por simplicidad del ejemplo.
– Se asocia el tipo 1 o 2 en función de si es aplicable la exención como ya vimos.

Para poder saber cuanto nos devuelven de lo retenido en origen, es sencillo comprobar ahora mismo el resultado de nuestra declaración “antes de doble imposición”.

Ahora vamos a la parte nueva, la parte doble imposición internacional donde trataremos que nos devuelvan la cantidad retenida de dividendos de empresas extranjeras en origen. Esta se encuentra en la casilla 505, pinchando en esa casilla se abre un desplegable.- Seleccionamos el tipo 2 ya que no son rentas del trabajo ni actividades económicas
– Se introduce el valor de los dividendos brutos con retención en el extranjero = 1000€
– Se introduce el valor de las retenciones en origen sufridas = 150€Ya tenemos todo listo en el programa PADRE y podemos ver lo que nos devuelven o pagamos finalmente, pudiendo comprobar lo que recuperamos de la retención en origen (comparando resultados antes y después de meter estos últimos datos).

EDITO: Pues gracias a ceroceroseix de Invertir en Bolsa (fue el anónimo que hizo la consulta en estos comentarios), hemos podido profundizar mucho más en el tema. En los comentarios del post surgieron algunas dudas, pero el le ha dado una vuelta completa a que influye y como lo hace a la recuperación de la retención de empresas extranjeras para dejar todo explicado. 

Os dejo un enlace a su post en “Invertir en Bolsa” donde está explicado.

http://www.invertirenbolsa.info/foro-inversiones/showthread.php?7520-%BFMerece-la-pena-invertir-en-EEUU/page3

/*Añadido para comentarios*/

11 thoughts on “Fiscalidad Dividendos. Parte II Valores extranjeros”

  1. Hola,

    acabo de descubrir este blog, he leído algunos artículos y para mi corta experiencia me encanta.

    Aún no entiendo mucho del tema bursátil, nada más llevo un par de meses que comencé mi andadura.

    Este asunto me interesaba bastante, pues contemplaba la opción de entrar en valores extranjeros por sus buenos dividendos, el punto fiscal es lo que no tenía muy claro y esta entrada es fantástica.

    Aún tengo una duda entonces….¿merece la pena adquirir valores aún cuando los dividendos conseguidos sean muy pocos?

    Gracias.

  2. Hola, creo que empezar se debe empezar por España, por cercanía, por facilidad a la hora de invertir y porque en España hay también buenas opciones.

    Otra cosa es cuando ya la cartera va creciendo un poco, entonces si que creo que merece la pena dar el salto.

    Ten en cuenta que si no llegas a los 1.500€ de dividendos, no recuperas nada de la retención en origen, cuando superes esto por poco la parte que se recupera es pequeña y va creciendo a medida que aumenta tu cuota liquida del ahorro.

    Puedes hacer unas pruebas metiendo varias cantidades de dividendos en España y extranjero en el programa PADRE para ver como vas recuperando una parte.

  3. Muchas gracias por tu aclaración.

    Hay algún modo de suscripción al blog para que me avisen por correo de las nuevas entradas que se van publicando?

  4. Hola,

    Pues en el lateral izquierdo, en la parte superior hay un recuadro que pone “Follow by email”, donde puedes registrar tu correo y te manda cada entrada de forma automática. No es inmediato, por lo que he podido comprobar en otros blogs tarda unas horas, pero suele ser efectivo.

    Si tienes twiter, puedes seguirme en @InvertDividend, donde suelo tuitear las entradas que voy incluyendo.

    Un saludo y gracias por pasaros

  5. Hola.

    Antes que nada quiero felicitarte por el blog, muy ameno y con temas muy interesantes para los que estamos en un barco similar al tuyo, como este que tratas en esta entrada.

    Y es sobre la interpretación que haces de la fórmula de la deducción que contempla la declaración del IRPF para la devolución de la doble imposición sobre lo que quería consultarte. ¿Estás seguro de que la cuota líquida y la base liquidable que hay que emplear son las de la base del ahorro? ¿No serán las totales, considerando también las de la base general?

    He hecho una prueba con el ejemplo numérico que pones en el programa PADRE y no te devuelven nada (cuota líquida ahorro = cuota líquida total = 0 y deducción = 0) si sólo declaras esos ingresos de dividendos, pero la deducción es distinta de cero en cuanto declaras ingresos del trabajo en la base general, aun manteniendo los mismos ingresos por dividendos.

    No sé si habré cometido un error, pero creo que no.

    Lo dicho, muchas gracias de nuevo por el blog.

    Un saludo.

  6. Hola, muchas gracias por las felicitaciones. Me alegro que os guste el blog, la verdad es que me está sorprendiendo el número de visitas, espero estar al nivel de las espectativas.

    Vamos por partes, lo primero es que no soy experto fiscal, así que lo que cuento es lo que he ido aprendiendo en mis batallas, si hay algo equivocado se agradecen las correcciones para seguir aprendiendo.

    El ejemplo no lo he probado en el programa PADRE para ver si devuelven algo o no, ya que depende del resto de ingresos que tenga cada persona, el ejemplo era ilustrativo de lo que retienen por cada parte y los datos a introducir.

    En cuanto a si es la de la base del ahorro o del total la que se usa, copio directamente lo que aparece en la guía en esta parte:

    “b)   El resultado de aplicar el tipo medio efectivo de gravamen a la parte de base liquidable gravada en el extranjero.
     
    A estos efectos, el tipo medio efectivo de gravamen será el resultado de multiplicar por 100 el cociente obtenido de dividir la cuota líquida total por la base liquidable. A tal fin se deberá diferenciar el tipo de gravamen que corresponda a las rentas generales y del ahorro, según proceda. El tipo de gravamen se expresará con dos decimales.”
     
    Yo entiendo que no es la total, sino que aplica la parte del ahorro (si son dividendos) o general (si son del trabajo) para calcular por separado el del ahorro y el general. De hecho en la ventana que se abre, en la “consulta” te aparece por separado los tipos de gravamen de cada parte calculados por el programa. Una duda, ¿Puedes haber metido los datos de los dividendos en la parte de la base general en lugar del ahorro? (en la ventana que se abre al pulsar en la casilla 505) En ese caso si cuadra con que al meter los datos de los rendimientos del trabajo te empiecen a devolver una parte.

    De cualquier forma, creo que lo más sencillo para evitar pegarnos con los detalles de interpretación de la norma del IRPF es introducir los datos sobre nuestra declaración e ir comparando los resultados de ir incrementando los dividendos, eso si lo he hecho varias veces y se ve claramente como en cuanto hay una cantidad significativa en proporción, se recupera totalmente la retención en origen (si hay pocos no se recupera nada hasta llegar a 1.500€).

  7. Hola de nuevo.

    He revisado los datos que he utilizado y están correctamente metidos en la casilla adecuada. Lo que no había planteado bien son las hipótesis. Por tanto, tanto la cuota líquida como la base liquidable a considerar son, efectivamente, las del ahorro y la conclusión final es que cuanto mayor sea el peso relativo de los dividendos exentos sobre el total de dividendos cobrados (o sea, cuanto menor sea la cantidad de dividendos que cobremos), menor es la cantidad que recuperamos de los dividendos retenidos en el extranjero.

    Un saludo.

  8. Pues gracias a ceroceroseix de Invertir en Bolsa (fue el anónimo que hizo la consulta en estos comentarios), hemos podido profundizar mucho más en el tema.

    Le ha dado una vuelta completa a que influye y como lo hace a la recuperación de la retención de empresas extranjeras para dejar todo explicado. Os dejo un enlace a su post en “Invertir en Bolsa” donde está explicado.

    http://www.invertirenbolsa.info/foro-inversiones/showthread.php?7520-%BFMerece-la-pena-invertir-en-EEUU/page3

  9. Hola.
    Estoy dandole vueltas a empezar en USA con Chevron (o IBM, Caterpillar) así que estas entradas es justo lo que necesitaba. Probaré a ver que me dicen en Clic-trade sobre el W-8BEN.
    Gracias y saludos!

Comments are closed.