¿Que hacer ante una OPV y/o una OPS?

Estoy haciendo un análisis de la OPV de Aena que presentaré en su primera versión en los próximos días con la recopilación de la información que hay hasta ahora (lo iré actualizando según vayan apareciendo más datos).

A raíz de este análisis, me ha parecido interesante explicar que se puede esperar y que precauciones hay que tener en este tipo de operaciones, ya que en general, pueden ser una trampa para el pequeño accionista.

¿Que es una OPV y una OPS?

Lo primero es conocer que significa cada una de estas siglas y ver que diferencias existen entre ellas, son dos formas parecidas de salir a bolsa que puede usar una empresa pero diferentes en el fondo (muchas veces el pequeño inversor no las diferencia).

OPV. Oferta Pública de Venta. En este caso se ponen a la venta acciones que ya existían pero que no cotizaban en un mercado. Simplemente los dueños de la empresa quieren hacer líquidas unas participaciones que ya existían y lo realizan mediante una oferta pública y una salida a bolsa. Es típica de las privatizaciones de empresas públicas.

OPS. Oferta Pública de Suscripción. En esta caso las acciones que se ponen a la venta son “nuevas”, son procedentes de una ampliación de capital. Los dueños de la empresa ven que necesitan más capital para seguir creciendo y buscan nuevos socios ofreciendo acciones de una ampliación al mercado, pero normalmente ellos siguen conservando las suyas e incluso pueden ir a la OPS para trasmitir esa confianza que tienen en el futuro de la empresa.

Esta es la principal diferencia, en una OPV, por algún motivo el dueño quiere vender parte de sus participaciones y en una OPS se busca dinero “nuevo” que entra en la empresa a la vez que se sale a bolsa (en una empresa que ya está cotizando simplemente se hace una ampliación de capital a un precio determinado).

Esto no quiere decir que las OPS sean “buenas” y las OPV sean “malas”, al final depende del precio al que se haga y de como evolucione el negocio en general. De hecho veremos algunos ejemplos de lo contrario en el siguiente punto.

En una OPS hay que estudiar para que quiere el dinero la empresa, si es realmente para crecer o para tapar los agujeros que tienen, ver que sea negocio con futuro y que la empresa esté capacitada para crecer y hacer frente a los retos que se le presentan. Hay que ser consciente que normalmente se entra en una empresa, que puede tener mucho futuro, pero que está en una fase inicial de su desarrollo y hay cierto riesgo.

En una OPV hay que ver porque quieren vender los dueños, no es lo mismo que necesiten liquidez por otros motivos diferentes a la operación de la empresa (caso típico de las privatizaciones de empresas públicas) a que se vea claramente que los dueños no le ven más recorrido y les quieran cargar el muerto a otros (caso claro de empresas maduras).  Mucho cuidado con las OPVs en las que el emisor vende un % muy elevado de la empresa, significa que se deshace completamente de ella.

En muchas ocasiones, se hace una combinación de OPV + OPS para la salida a bolsa, los accionistas venden una parte de sus acciones y además se hace una ampliación para dotar de mayor capital a la compañía.

¿Es interesante acudir a una OPV-OPS?

De entrada diría que como normal general no me gusta entrar nunca en una OPV-OPS, hay unas leyes no escritas muy claras al respecto, si es una buena oportunidad no va a llegar a los particulares, y si llega hay que preguntarse porque no la han cubierto los grandes si es tan buen negocio como seguro que nos venden.
Además, no es fácil valorar correctamente una empresa antes de que lleve unos años en bolsa, normalmente nos venden lo que va a ser en unos años (o lo que quieren que sea en unos años) más que lo que es en la realidad. Los que de verdad pueden hacer una valoración más justa son los grandes, por eso deben servirnos como guía si de todas formas queremos entrar.
Vamos a ver algunos casos que nos pueden ilustrar diferentes ejemplos, ver como han actuado los grandes, que han podido hacer los pequeños y las cosas que hay que tener en cuenta.
  • Ejemplo de OPV de una buena empresa. OPV Alibaba.
    • La OPV de los últimos años, una gran empresa con un negocio prometedor y de futuro en un mercado con gran potencial (por supuesto con sus riesgos y al menos de momento no la considero interesante para nuestra estrategia, pero eso no impide que se una buena empresa).
    • La empresa ha pasado de la nada al todo sin cotizar, sólo la entrada de Yahoo en su momento como socio capitalista. Los dueños quieren realizar algunas plusvalías de su inversión inicial y sacan una parte a bolsa. La empresa está valorada en una barbaridad comparado con la inversión inicial que hicieron los socios, razonable que quieran hacer plusvalías de una parte.
    • Fijaros que de momento no he mencionado nada del precio, no he valorado si entrar es un buen negocio para el que acuda a la OPV, sólo he hecho valoraciones cualitativas: buena empresa y motivos razonables.
    • La OPV se completa totalmente en el tramo de institucionales, no llega nada a los pequeños. El precio de salida puede ser un poco alto, algo por encima del rango considerado (68$), pero hay mucha presión compradora y los grandes deben ver negocio a esos precios.
    • Gran promoción y repercusión mediática, un altísimo interés del público minorista por comprar y entrar en la compañía.
    • La empresa empieza a cotizar a un precio mucho mayor de la colocación (92$-93$).
      • Los institucionales puede hacer negocio y los pequeños entran a precios mucho más altos.
      • La cotización va a oscilar bastante en las próximas semanas, incluso puede ir a su precio de colocación, pero para entonces los institucionales ya habrán vendido
    • Es un ejemplo que se puede extender a otros valores como Facebook, Twiter, etc.
  • Ejemplo de OPS de un pufo. OPS de Bankia
    • La delicada situación de los balances de muchas Cajas hace que la salida a bolsa y captación de nuevos fondos se vea como una solución al problema de sus ratios de capital. Para ello se hacen fusiones entre Cajas y estos grupos salen a bolsa a captar capital.
    • No todas son igual, pero el objetivo en muchos casos es sacar la mayor cantidad de fondos a cualquier precio y en este caso se fija un valor en libros mucho mayor de lo razonable.
    • Los institucionales tienen medios y conocimientos para poder valorar de forma razonable la nueva entidad, no entran apenas en la OPS a pesar de salir con un descuento del 70% sobre libros (se estimaba que después de la salida de Caixabank con un descuento del 20%, Bankia necesitaría sobre el 30-35%, pero ni en esos precios se pudo colocar).
    • Los institucionales extranjeros apenas entran en un 5% de la OPS, se nota que los que no tienen ningún compromiso para entrar, no tienen ningún interés.
    • Se amplia el tramo de pequeño inversor para poder cubrir la emisión, se incrementa la publicidad (¿No quiere ser usted Bankero?), se hacen ofertas increíbles a los “clientes de todo la vida” de las cajas, ¿alguien cree que si es tan buen negocio habría que venderlo de esta forma?
    • El resultado es por todos conocido.
  • Ejemplo de OPV-OPS de una empresa madura. OPV+OPS de eDreams (Odigeo)
    • Los fondos de inversión Ardián y Permira sacan a bolsa eDreams que es una agencia de viajes online (el grupo Odigeo es especializado en viajes online y tiene varias marcas en este sector).
    • Se realizo a mediados de Mayo y fue la primera salida a bolsa en España de consideración desde Bankia.
    • Un negocio bastante maduro y unas barreras de entrada bastante pequeñas (salvo quizás por tamaño), lo que hace que los márgenes sean bajos y una alta competencia. De hecho, hasta donde he podido ver la empresa ningún año llegó a dar beneficios (en 2013 -23M€ de beneficio neto, aunque EBITDA positivo).
    • Se lanza una OPV de 383M€ y una OPS de 50M€ teóricamente justificados para crecer inorgánicamente mediante adquisiciones. Se vende un gran crecimiento que justifique un ratio de valoración elevado.
    • Lo curioso en este caso es que la OPV se ha cubierto mayoritariamente por extranjeros e institucionales.
    • El precio de salida 10,25€ daba a la empresa una valoración de unos 1.100M€ y un ratio EV/EBITDA de 13,7 veces, muy por encima de otros valores similares como Thomas Cook o Kuoni (estaban sobre 6).
    • Los resultados no están acompañando y lógicamente esa valoración ya no se sostiene, la caída de precio es brutal.
    • Deustche Bank fue uno de los bancos que llevo a cabo la colocación, inició su cobertura con un precio objetivo de 13,5€, lo ha rebajado varias veces hasta dejarlo (por el momento . . . ) en 3,4€. El otro colocador fue JP Morgan que en el momento de la salida daba un precio de 11,3€ y ya va por los 5,8€
      • Y os prometo que no se les cae la cara de vergüenza.
  • OPVs de privatización de empresas públicas
    • Yo no llegue a vivir “en activo” las OPV de finales de los 90 y principios de 2000 que se realizaron en España, pero si he visto una serie de puntos que nos pueden resultar de utilidad.
    • En general todas esas privatizaciones (Repsol, Endesa, Telefónica, Red Eléctrica, etc.) han sido buenas oportunidades para los inversores.
    • Para empezar, para un gobierno si que hay un gran coste si hace una colocación a un precio que no se sostenga y en unos meses la cotización cae a la mitad (creo que todos recordamos Bankia y no era privatización de una empresa “pública”) .
    • Además, en aquella época se iba a realizar una privatización tras otras, si en la primera los inversores salen escaldados, no habría muchos dispuestos a entrar en la segunda.
    • Por último, se deben guardar al menos las apariencias y si el precio es razonable, no se puede dejar fuera a los minoritarios y parecer que se “regala” la empresa sólo a los peces gordos.
No todas las OPVs han sido un estrepitoso fracaso, por ejemplo Logista ha sido una salida sin mucho ruido a un precio que parece razonable y que se mantiene con ciertas ganancias sobre su colocación (cotiza por encima de 14€ cuando salió a 13€).

¿Que hacemos entonces?

Pues como veis no hay un criterio fijo, hay algunas que pueden ser buenas opotunidades y otras que pueden ser una ruina, lo que si está claro es que los pequeños en estas operaciones tienen todas las de perder si no son muy prudentes.
En general, yo si establecería algunas observaciones:
  • No entraría en ninguna que no fuera privatización de una empresa pública, que son de las pocas que se han visto como buenas oportunidades.
  • Siempre tendría en cuenta el precio de entrada de los inversores institucionales, y que no haya posibles compensaciones para ellos si las cosas van mal (salvaguardas por si no se cumplen las expectativas, vamos como en el caso de Castor para ACS o en las radiales para los bancos) o que sean para todos.
  • Tratar de hacer una valoración conservadora por nuestra parte (los institucionales también se equivocan, no son más que una guía).
    • Para estos casos se suele hacer una valoración por medio de EV/EBITDA (EV (Enterprise Value) = Valor en mercado + deuda).
    • Depende del sector, pero en general no debe ser mayor de 7-8.
    • Lo mejor es buscar a que ratios cotizan sus “comparables” y tendremos una idea de por donde puede estar un valor justo.
    • Tomar los datos “futuros” que nos den los que coloquen la OPV y el resto de panderos con mucha prudencia. No tendrán el más mínimo reparo es reducirlo a la mitad en unos meses si la cosa no va como se esperaba.
/*Añadido para comentarios*/

10 thoughts on “¿Que hacer ante una OPV y/o una OPS?”

  1. Interesante el tema de hoy, espero tu análisis de Aena, porque podría seguir los pasos de Telefónica Ree etc etc y podría llegar a ser una buena oportunidad para nosotros.
    Por otro lado y por mera especulación…. ¿crees que Alibaba podría tener el mismo recorrido que tuvo en su día empresas como Ebay ó Amazon y multiplicar su valor por varios enteros?
    Voy a seguirla por si se aproxima al precio de colocación, pero sus fundamentales son bestiales y a nada que los inversores valoren sus números y su negocio crezca se irá como la espuma.
    Saludos!

    1. Hola,

      La verdad es que no tengo ni idea, jamas la he probado ni he mirado sus números en detalle. Lo que he visto no está mal, y mucho potencial tiene, mercado . . . . . pero después de como ha salido hay que dejarla un tiempo que “respire”. Y siempre para hacer trading, no para invertir en dividendos.

      Un saludo

  2. Alibaba ni tocarla con un palo. He hecho algunas compras en su web y es un desastre. Tuve que esperar tres meses parar recuperar el importe de una compra que nunca llegó. Años luz de EBay o Amazon. Por no hablar del crédito que merecen los fundamentales de una empresa china…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *